miércoles, 2 de marzo de 2011

"ESCRIBIR UN LIBRO, PLANTAR UN ÁRBOL Y TENER UN HIJO"



"Hay tres cosas que cada persona debería hacer durante su vida: 
Escribir un libro, plantar un árbol y tener un hijo".


Este dicho, aun siendo tan conocido, pocos sabemos de su significado y el objetivo de estas tres cosas mencionadas, que son: el hijo, el libro y el árbol.

Esta cita que se atribuye al poeta cubano José Martí, enumera tres acciones que hablan de cómo trascender, cómo dejar nuestra huella, nuestra semilla, nuestro legado y nuestro nombre para el futuro. Supongo, que mucha gente se habrá preguntado el porqué de estas tres cosas en particular, y de seguro que creen que hay que parir, escribir un bestseller y plantar un Araguaney. No precisamente deben tomarse las cosas tan literalmente.

Buscando el significado de esta famosa frase, me conseguí con dos relatos, que tienen su similitud.

Comenzare por decir que uno se basa en la adaptación de un relato profético de Mahoma. El relato en sí cita lo siguiente: "La recompensa de todo trabajo que realiza el ser humano, finaliza cuando éste muere, excepto tres cosas: una limosna continua, un saber o un conocimiento beneficioso y un hijo piadoso que pide por él, cuando éste esté en la tumba".

La limosna contínua a la que se hace referencia en el relato profético, es toda buena obra que sigue dando sus frutos a la persona que la ha hecho, tal y como en este ejemplo adaptado se nos da el ejemplo del árbol.

En cuanto al libro, hace referencia al saber o al conocimiento que puede dejar alguna persona tras unos estudios o unas investigaciones.

Finalmente, el hijo al que se hace referencia, es el hijo que hace plegarias a Dios por su padre, cuando éste ya fallecido, recibe la Misericordia y el Perdón, tras haber escuchado al hijo, (En el Islam, no hay nada más santo y más importante, que el respeto y amor a los padres).

Ahora bien, podría el significado ser mas sencillo, podría significar que Tener un hijo; formar una familia para tener hijos, frutos del amor. Plantar un árbol; hacer todo lo que podamos para mejorar como personas en nuestra familia, trabajo, en nuestros estudios, personas ejemplares, y escribir un libro es escribir en la página del libro de la vida todas nuestras buenas acciones para ser recordados.

Mi versión seria, que:
Plantar un árbol: Es preparar nuestras vidas en lo mental, físico y espiritual alistando el terreno, sembrar, proponiéndose metas y que ellas se transformen en árboles robustos y grandes.
Tener un hijo: Es el perpetuarnos no solo en lo físico, sino en lo espiritual.
Escribir un libro: Que nuestras vidas sean dignas de narrar y hacer que otras personas nos vean como ejemplos a seguir.

Aquí están tres explicaciones, el relato profético; el relato no tan complejo del dicho tan conocido, (pero tan poco comprendido). Y está mi versión. Ahora bien, tomen Ustedes la que mejor se ajuste a su verdad…….!

Grisseld Lecuna G.-Bavaresco
http://www.autoreseditores.com/libro/1668/grisseld-lecuna-bavaresco/sueno-pienso-escribo-y-aprendo.html


UNA REAL HISTORIA DE REENCARNACION

Si no creen en la reencarnación, quédense y lean esta historia que a continuación les cuento, es de la vida real y se considera la más gran...