martes, 31 de diciembre de 2013

PUERTO CABELLO...............PUENTE-DENTRO Y PUENTE-FUERA.

  ¿DONDE COMIENZA Y DONDE TERMINA?

Cuando me reúno con mis amigos, (algunos han buscado otros horizontes, y otros seguimos aquí, anclados cual barco en puerto seguro), e iniciamos “la conversa”, siempre llegamos a un punto obligatorio, nuestro puerto de ayer, recordamos la niñez, los sitios al cual íbamos frecuentemente; pero siempre existe una nota discordante y sale la bendita pregunta de las tres mil lochas…..“¿Donde empieza y donde termina Puente-dentro y Puente-fuera?”……….. Alli se mezclan lo que cuenta la historia, lo que nos han dicho nuestros abuelos y los que las tergiversan (tradición oral), esos cuentos de camino que mientras mas largo se van haciendo, mas adornos le van colocando y mas ficticio se va convirtiendo.
                                
Unos dicen que Puente-dentro es donde queda Valle seco, que la llamada muralla no era tal, pues solo era un portón, que en el libro Cumboto, Ramón Díaz Sánchez, señala que ese portón o puente quedaba en las adyacencias del Teatro Municipal, bla, bla, bla….en fin nunca llegamos a nada, cada quien se queda con su cuento, cambiamos de tema y seguro que en la próxima reunión caeremos de nuevo en lo mismo.

Fresco realizado por el paisajista aleman Ferdinand Bellerman en 1843, donde se aprecia el 
Fortin Solano y abajo los manglares, Puente-dentro y Puente-Fuera
 A veces pienso, “Y si resuelvo este enigma compañeril?, ya no tendremos material de conversación?.....No creo, tenemos mucho material para seguir nuestras charlas y reuniones….Es por ello que me plantee el firme propósito de desenredarlo pues, quien lo desenrede buen desenredador será…!
 
Inicio mi viaje desenredador en el año de 1768 cuando se construyó el medio baluarte llamado El Príncipe, (aclarando que baluarte era una  pequeña fortificación construida en la parte alta de un muro o esquina de una fortaleza o castillo la cual se utilizaba para defender una entrada, montar guardia o disparar armas).

Baluarte La Princesa, luego se convirtió en deposito para despues ser la Catedral 
de Puerto Cabello (foto 1910)

 Dicho baluarte quedaba justo en el extremo norte de la Planchita (lugar ocupado hoy día por el monumento a la Descentralización), hasta la Calle Los Lanceros y desde allí pasando por la Calle Ricaurte (parte frontal del Concejo Municipal), se coloco una cortina atronerada para cañones y banqueta corrida para fuegos de fusilería, hasta una edificación fundada directamente sobre un anegadizo, previamente cegado con arena pisoneada y en una altura suficiente a evitar los estragos de las mareas, que se denominaría inicialmente “batería del mangle”, y luego se construyo mas sólida, el otro baluarte, llamado La Princesa (la actual Catedral), llegando hasta la calle El Mangle (actual Anzoátegui).
Otra fotografía del Baluarte La Princesa, 
Este frente así artillado y con los señalados baluarte en sus extremos, cerraba la ciudad interior, llamada Puente-dentro, dividida esta ciudadela del llamado arrabal (Puente-fuera),  por el foso que de 2 metros de profundidad, unía el mar del puerto con el de la bahía (donde hoy día están los muelles portuarios y antes, el barrio La Isla); la única comunicación entre las dos porciones de la urbe, fue el puente levadizo llamado La Estacada (por la construcción del muro con pilotajes o estacas sobre mangles y fondo cenagoso).
            
Dibujo de la Ciudadela o Puente-dentro, el Arrabal o Puente-fuera, el Castillo San Felipe y 
la bahia de Puerto Cabello
La actual Plaza Bolívar para ese entonces era un anegadizo. Era una estrecha franja de terreno que iba desde la referida oficina publica, hasta el hoy Teatro Municipal, donde comenzaba el mal llamado arrabal o Puente-fuera.

El puente levadizo estuvo colocado exactamente entre el lado occidental de la sede edilica y la casa de habitación del Dr. Adolfo Prince Lara. Todavía hasta finales del siglo 19 se conservaba en la nomenclatura urbana los términos “Puente-dentro” y  “Puente-fuera”, para iniciar referida división. Aunque a principios del siglo 20, ya puente-dentro llegaba hasta el centro, “donde vivía la gente pudiente” y puente-fuera se ubicaba desde el Ymca hacia campo alegre (por los lados del Liceo Miguel Peña), después de eso lo demás era un valle (Valle Seco). 
         El Puente levadizo La Estacada de la fortaleza de Puerto Cabello,
              que dividia Puente-dentro y Puente-fuera.































Pero una constante tradición oral (avalada por la pluma de Don Ramón Díaz Sánchez), señalaba la construcción del foso y su puente, en las adyacencias del Teatro Municipal. Personas de buen nivel cultural quebraron lanzas en apoyo a este convencimiento. Pero la historia, apoyada siempre en archivos y documentos, desmintió tales supuestos.

En el archivo histórico-militar de Madrid reposan perfiles y dibujos del puente de la Estacada, y su colocación sobre el foso en la parte que he señalado suficientemente en este escrito. Lo cual quiere decir que la tradición oral creó una historia mentirosa, que desvirtúa la verdad de las cosas, y convierte una ciudad llena de historia, en un lugar lleno de leyendas y mentirillas sanas.

Y yo me pregunto ahora; ¿Cual será la nueva pregunta de las tres mil lochas?


Otro dibujo de Puerto Cabello y su puente dentro y Puente fuera





Grísseld Lecuna G.-Bavaresco

Carmen Emilia Garcia Robles de Lecuna B.
Wikipedia.com
Fundacion Cultural Municipal “Juan Antonio Segrestaa”
Balcon de tu Ciudad = Asdrúbal González



martes, 17 de diciembre de 2013

UN BELLO CUENTO QUE HAY QUE LEER.....!!

Faltando semanas para que se vaya el 2013, quise contarles un cuento a todos aquellos que tienen la delicadeza de pasearse por mi blog, a Ustedes va este, mi regalo de Navidad.


 El Juego de los Sentidos y las 

Cualidades Humanas

Cuentan que una vez se reunieron todos los sentidos y las cualidades humanas de los hombres. Cuando el Aburrimiento bostezó por tercera vez, la Locura (tan loca como siempre), les propuso: ¡Vamos a jugar a las escondidas!.

La Intriga levantó las cejas intrigada y la Curiosidad, sin poder contenerse preguntó: ¿A las escondidas, como es eso?.

La locura
 En el juego, explico la Locura. Yo me tapo los ojos y cuento desde el uno hasta el mil y Ustedes se esconden. Cuando ya haya acabado de contar, el primero que encuentre, ocupara mi lugar para así seguir jugando, pero tengo que encontrarlos a todos.

El Entusiasmo bailó entusiasmado, secundado por la Euforia. Al momento, la Alegría dio tantos saltos que acabó convenciendo a la Apatía, a la que nunca le interesa nada.

!Pero no todos quisieron participar!.  la Verdad no quiso esconderse, ¿para que?, si al final me hallan siempre. 

La Soberbia opinó que eso era un juego muy tonto y le molestaba que la idea no había sido suya. Y la Cobardía no quiso arriesgarse. 

 “Uno, dos, tres, ……” Comenzó a contar la Locura. La primera en esconderse fue la Pereza que (tan perezosa como es) se dejó caer detrás de la primera roca del camino. La Fe subió al cielo y la Envidia se escondió tras el Triunfo, quien (por su propio esfuerzo) había logrado subir a la copa más alta de los árboles.


La Generosidad no logra esconderse porque todo lugar que encontraba le parecía maravilloso para sus amigos, un lago cristalino ideal para la Belleza.

El vuelo de una mariposa lo mejor para la Voluptuosidad; una ráfaga de viento magnífica para la Libertad; así termino por ocultarse en un rayo de sol.

La libertad
El Egoísmo, en cambio, encontró un sitio muy bueno desde el principio, pero solo para él.

La Mentira se ocultó en el fondo de los océanos, (¡Falso!, lo hizo tras el arco iris). 

La Pasión y el Deseo en el centro de los volcanes. 

Mientras el Olvido……., se me olvido donde se escondió. 

La  pasión
Cuando la Locura iba por el 999, el Amor no había encontrado todavía el lugar apropiado, entre sus flores, para esconderse.

-¡ Mil ! - Dijo la Locura y comenzó a buscar. La primera en aparecer fue la Pereza tras la piedra. Después oyó a la Fe conversando con Dios. 

En un descuido halló a la Envidia y dedujo donde estaba el Triunfo. Con la Duda fue más fácil, pues la encontró sentada en una cerca sin saber donde esconderse. 

Así fue encontrando a todos. A la Angustia en una cueva oscura y a la Mentira tras el arco iris (¡Falso! estaba en el fondo del mar).

La angustia
¡Solo el Amor no aparecía por ningún lado!. A punto de darse por vencida la Locura, diviso un rosal y pensó: “El Amor (que es tan cursi), seguro está entre las rosas.

Comenzó a mover con  violencia las ramas del rosal hasta que, de pronto, se escuchó un grito de gran dolor. ¡Las espinas se habían clavado en los ojos del Amor!.

La Locura no supo que hacer para disculparse, imploró, se humilló y lloró pidiendo perdón. ¡Hasta se ofreció a ser su lazarillo!.......

Desde entonces, el Amor es ciego y la Locura le acompaña siempre.




Grísseld Lecuna G.-Bavaresco


Autor Anonimo.


sábado, 14 de diciembre de 2013

CONVERSANDO CON LA GRAN TERESA

Hoy me encuentro de frente con Teresa, una mujer avanzada para su tiempo. Cuya vida no fue precisamente feliz; aunque muy valorada como artista (música de gran talento, pianista y compositora), pero que en lo personal, la sociedad venezolana le dio la espalda. Pero dejemos que sea ella quien nos aclare y cuente algo de su vida, esa vida personal que no le gusta contar, pues prefiere hablar de sus triunfos, pero eso ya lo sabemos y muy bien.   

.- Sra. Teresa, ¿me permite tutearla? Me lanza una sutil carcajada y asienta con la cabeza.

.- ¿Me podrías decir cual es tu nombre, en donde y cuando naciste?

Teresa de 8 años de edad
Yo, Maria Teresa Gertrudis de Jesús Carreño García, nací en la bella ciudad de Caracas un 22 de Diciembre del año de 1853 y  gran admiradora de Bolívar, hombre heroico cuya alma en el cielo mora. 

.- ¿Ya que lo nombras, tienes algún parentesco con él?

En realidad no con él; mi madre Doña Clorinda García de Sena y Rodríguez del Toro, pertenece a la familia de Maria Teresa Del Toro y Alaiza, esposa de Simón Bolívar.

.- También escuche por allí que tu padre es muy famoso, mas ahora que antes, pero muy pocos lo asocian contigo a pesar de sus apellidos.

Cierto, mi padre, Don Manuel Antonio Carreño, es hermano de Simón Rodríguez, maestro de Bolívar, además de músico como yo, fue el autor del libro “Urbanidad de Carreño”. Ya notaras que fui criada en un ambiente ricamente cultural.

.- Ciertamente mi querida Teresa, casi todos los venezolanos sabemos de tu riqueza cultural…. ¿Tuviste mucho roce con la familia del Libertador?

En realidad no. Mi madre siempre me hablo de él, de ese hombre cuya audacia e inteligencia le ayudaron a libertar nuestra patria, hombre glorioso que despertó en mi esta gran admiración, que me llevó a escribir un himno para enaltecer sus hazañas, por supuesto me ayudo esta pasión que me envuelve, que es la pasión por la música. Además, no es difícil conocer sus proezas por estos tiempos por todos lados se oye hablar de él. Es y será un digno representante de nuestra patria, pero yo también quise hacer algo por mi patria, llenarla de música y alegría. Contagiarles está pasión que siento por ella. Yo, famosa pianista, cantante de ópera y gran directora de orquesta, viajé por todo el mundo: París, Berlín, Nueva York, dando conciertos por…. 

.- Disculpa Teresa, no quisiera ser corta nota pero... 


Corta que????? No te entiendo.

.- Perdon, no quiero cercenar tu inspiración, pero todos sabemos de tus viajes, tus giras y nos llenan de orgullo, y aun mas cuando uno de nosotros visita alguno de los grandes Conservatorios, al decir que somos venezolanos, frecuentemente nos dicen: “Ah, si la tierra de Teresa Carreño”…Orgullosísimos…pero yo quiero hablar de otra cosa.

Es que ahhh!!! tiempos aquellos!; son tantos recuerdos, pero tan poco el tiempo para contarlos. 

.- Tranquila que ya conocemos tu grandiosa y musical vida.... Teresa, antes de pasar a la siguiente pregunta;  ¿es cierto que diste un concierto en Puerto Cabello?


Si, por el año de 1885, estuve en una tournée por Caracas, Valencia, Villa de Cura, Maracaibo, Ciudad Bolívar y en Puerto Cabello, en el Club Unión, así se llama, pero los porteños le dicen Club Alemán, hermoso sitio; casi, casi frente al mar…. 

.- Ok…. ahora hablemos de ti, de tu vida sentimental…, hablemos de hombres, ¿Te parece?
              
No me gusta hablar mucho de ella, pero creo que saben más de mis giras que de mis amores, seria bueno que conocieran un poco de esa faceta…. Esta bien pregúntame.

.- ¿Te casaste muy joven, cierto?

Si, a los 19 años, en Londres, año 1873, con Emil Sauret, violinista, muy hábil, era todo lo que yo no era: irresponsable y débil de carácter. El 23 de Marzo del siguiente año nació mi bella Emilita, pero cinco meses después fallece mi Padre en Paris, tenia sentimientos encontrados, pero tenia que seguir trabajando; Sauret, persona muy machista y egocentrista, me abandona junto a mi Emilita, dejándonos en una grave situación de deterioro económico. 

Yo necesitaba trabajar y no podía cumplir con una gira de conciertos viajando con la pequeña, entonces recurrí a una de mis mejores amigas para dejarla a su cuidado, pues mis padres habían muerto, mi marido me había abandonado, no existían guarderías infantiles, entonces a quien recurriría sino a mi amiga Alemana, la Señora Bishoff, quien lamentablemente me chantajeó, pues después de un tiempo me comunicó que aceptaba seguir cuidándome a la pequeña si se la dejaba en adopción. Estuve en una disyuntiva, fue tremendamente horrible mi situación, pero no tuve de otra que aceptar la propuesta. Fue muy duro para mi, pues la gira resultó un fracaso, mis tres años de matrimonio, la lejanía de mi Emilita, la pérdida de mi segundo hijo, todo se fue a la borda. 

.- Lo siento....!! 


Giovanni Tagliapietra
Bueno, pero ya pasó….!!!. Al poco tiempo, me conseguí al que yo pensé era el ideal, En 1876 viajo a Boston presentándome como cantante, y conozco al barítono italiano Giovanni Tagliapietra, y en ese mismo año nos casamos, tuve a mi  Lulú (1878), Teresita (1882) y Giovanni (1885) a quienes dediqué buena parte de mi vida y cuya crianza alterné con mis giras y conciertos por los Estados Unidos y Canadá. Debo comentarte que al tiempo recupere a mi Emilita….

.- Que bueno, me alegra tanto.
  Y no sabes, que cuando regrese a Caracas, imagínate!, divorciada y vuelta a casar, eso fue un escándalo tremendo en Caracas. Sin embargo el recibimiento fue extraordinario. Al tiempo, en 1889 me separe de Giovanni y viaje con mis hijos a Alemania. No sé si era mi carácter o mi estilo de vida, pero no nos entendíamos, aunque he de decirte que Giovanni era una verdadera "mala ficha".

.- Ahh…..!! ¿Y no tuviste mas amoríos?
Eugéne D`Albert
Claro!!! y no fueron amoríos, me casé… mi tercer esposo fue el gran pianista Eugéne D´Albert, me case en el año de 1891. Tuve dos hijas; Hertha y Eugenia. Cuatro años después, me divorcié.

.- Wow!! ya te pareces a Elizabeth Taylor...


Y quien es esa señora?


.- Ella es una actriz de.....no bueno, es una amiga, pero mejor sigamos contigo.  Hubo otro amor?

Si, mi último esposo quien fue mi cuñado Arturo Tagliapietra, me case en el año de 1896. Arturo si era un hombre fino y educado, nos entendimos muy bien y asi lo hicimos por todo el resto de mi vida..... Como habrás notado, mi vida emocional fue muy inestable, unida a mi intenso trabajo como concertista y a mis numerosas giras, que ocasionó mi quebrantado estado de salud.

.-  Que triste!!!, pero que bueno, porque al fin conseguiste al amor de tu vida……Teresa, falleces en Nueva York el 12 de Junio de 1917 y tus cenizas fueron traídas a Venezuela en 1938 y desde 1977 recibes el honor de reposar en el Panteón Nacional.
  
Asi es mi estimada amiga, así es.. estoy agradecida.

.- Teresa, gracias por haberme concedido esta entrevista y saber un poquito mas de tu vida.

Agradecida Yo y ya sabes, cuando quieras te cuento sobre mis giras, tournée y demás …..

Gracias Teresa gracias, súper agradecida por haberme obsequiado tu hermoso tiempo…. yo te llamo..!!


Grisseld Lecuna G-Bavaresco

.- Wikipedia.com

.- Literanova.net – Teresa Carreño la lucha por la dignidad y la liberación de la mujer. Tercera parte - .- Hugo Alberto Pifano

.- sociedadvenezolanadecirugia .org. - Teresa Carreño.  Prof. José Antonio Calcaño



lunes, 9 de diciembre de 2013

LAS BARRAGANAS Y LOS PRESIDENTES VENEZOLANOS.

Desde los tiempos de El Libertador hasta nuestros días, las concubinas presidenciales han tenido un importante protagonismo y ante ellas se han postrado todos los niveles sociales.

El Libertador, en el tiempo precedente de la Gran Colombia, legó una vida sexual desordenada con damas de diversa índole. Y aunque tuvo alrededor de 47 barraganas, la mas conocida y que se ha intentado construir una historia de amor duradera es con Manuelita Sáenz, quien le salvó la vida en el frustrado atentado en 1828. 

Manuela Saenz
Lo cierto es que en su testamento El Libertador ni menciona a esta dama y su relación mutua es más bien una historia de Bolívar huyéndole a Manuela entre 1822 y 1828 entre Quito, Perú y Colombia. 

A favor de esta dama puede mencionarse que quedó sin un centavo tras morir Bolívar, que fue heroica acompañante bélica del prócer, mas lo cierto es que fue una señora casada quien tuvo por amante al titánico Bolívar


Se podría decir que, Simón fue el barragán de Manuelita?.  

Nuestros Presidentes de la República no han sido casi nunca modelos de buenos esposos o padres de familia ejemplares. En cambio, muchas veces han compartido las complejas tareas de administrar un país bochinchero y revoltoso como el nuestro, con aquella otra mucho más difícil como es la de lidiar con una amante que reclama derechos y plantea reivindicaciones en competencia con la Primera Dama de la Nación. Es una tarea ardua. Muy difícil de compaginar y realizar ambas exitosamente.


Cipriano Castro

General Cipriano Castro
Para comenzar desde el siglo XX en adelante, nombrare al primer presidente, el General Andino, Cipriano Castro, persona alborotada, pendenciero, bailarin, bebedor y mujeriego, que tuvo muchos hijos fuera del matrimonio. Se caso con la cucuteña Zoila Rosa Martinez, mujer astuta, presentable e ironica de 16 años. Castro, quien era orillero en cuestiones de mujeres, las preferia altas y primerizas, teniendo mas de 22 concubinas que le dieron hijos. 

Entre las mujeres se cuentan Domitila Hernandez, Rosa Gutierrez, Luciana "la Chanito", Blanca Gouvirand, entre otras. En el exilio de Puerto Rico, lo atendia una de sus hijas, porque Doña Zoila residía en casa aparte, viviendo ambos en la pobreza, a pesar de cuanto Castro había despojado y robado.


Juan Vicente Gómez
El otro Andino Tachirense, Juan Vicente Gómez, tuvo muchas mujeres concubinas, porque nunca se casó y entre ellas sobresalen la buenamoza y dominante Dionisia Bello de Torres, raptada a su marido en San Cristobal, con quien tuvo siete hijos. 

General Juan Vicente Gómez
Desde los 18 años aparecen muchas mujeres en su vida, como Elena, Gertudis y Pastora, pero jamas durmió con mujer alguna, sino que las visitaba oportunamente en sus deseos sexuales, dejando dos papeles escrito sobre 33 amantes que tuvo en el Tachira y Caracas, con el numero de hijos en cada concubina, que elevaria a 74 hijos censados. 

En 1904, Gómez se une a Dolores Amelia Nuñez de Cáceres y con ella tiene una segunda y decenal generacion de hijos.


 Isaias Medina Angarita
El también Andino Tachirense, Isaias Medina Angarita, simpático, general de borracheras y orgías, se caso con Irma Felizola Fernandez, divorciada, cinco días antes de ser presidente de la República. Ella le da 4 hijos. 

Isaias Medina A.
Tuvo de amante a la pecosa Carmen Luisa Duque, mientras mantenía noviazgo con la rubia Carmen Julia Sarría, quien se suicida de un disparo, quizá por los celos desatados en el triangulo amoroso que mantenía Medina. 

Antes de los hijos de su matrimonio, Isaias había procreado dos hijos con la modesta Estrella Serfatty, quien luego le entabló un juicio a Medina de inquisición de paternidad en la ciudad de Miami.



        Carlos Delgado Chalbaud
El infortunado Caraqueño Carlos Delgado Chalbaud, militar graduado en Francia, por azares de la política llega a ser cabeza de la Junta Militar que gobierna a Venezuela en 1948. 

Carlos Delgado Chalbaud
En Francia exiliado y enfermo conoce a una enfermera. Lucia Levine; rumana, a quien recibe en matrimonio y que al no llevarse bien, sostiene relaciones intimas con la encopetada pintora Ana Teresa Dagnino, como también con la glamorosa Mimí Herrera. En París tuvo de hijos a unos gemelos bastardos. Murió en 1950, siendo cabeza de la Junta Militar, cuya autoría genocida se debió a Rafael Simon Urbina.

   

              Marcos Pérez Jiménez
El tachirense Marcos Pérez Jímenez, bajito y rechoncho, de origen humilde y emprendedor. Mujeriego, destinó la isla militar de La Orchila para grandes encerronas con mujeres traídas especialmente de La Habana, Miami y Santo Domingo.  Casó con la celosa y regañona Flor Chalbaud, hija natural de un merideño, con quien tuvo tres hijas.

General Marcos Perez Jimenez
Sus líos femeninos fueron muchos, prefiriendo mujeres blancas y de tipo europeo, contandose entre ellas a Clara Carías Policastro, que le dio un hijo.

Edda Margulis, la rubia Olga Bouvat Capriles, la morena Guayanesa Silvia Inserri, hermana de otra miss Venezuela, la cubana Martha Lorenz, con quien tuvo una hija (y tambien esta dama tuvo un hijo de Fidel Castro), y hasta alguna peruana que ventilo en Miami la paternidad de su hijo, ademas tuvo otro hijo con cierta dama farmaceuta. Y otro hijo que no heredó su aficion al sexo femenino.

Raúl Leoni
Raul Leoni y Doña Menca
Del Guayanés Raúl Leoni, timido y festivo, debil, mediocre y bebedor, con dificultad en el hablar, se casa con su prima Carmen America Fernández, cariñosamente llamada "Menca", gran dama, inteligente, de caracter, que fue una exquisita Primera Dama de la República, complaciente y amante de sus hijos, que valía mas que su propio marido. 

Poco antes Leoni habia tenido enredos amatorios con la morena azambada y periodista Ana Luisa Lovera, quien vivía instalada en el palacio presidencial de Miraflores. 



Jaime Lusinchi
Jaime Lusinchi
El medico doctor Jaime Lusinchi, de Clarines, simpatico y amigo del Dios Baco, hijo natural del ganadero oriental Manuel Gregorio Chacin, se enamora en el estudio de medicina de su compañera Gladys Castillo, oriental de caracter, con quien se casa y tienen cinco hijos.  

Ya en el Congreso de la República conoció a Blanca Alida Ibañez Piña, de origen colombiano y con dos hijos anteriores, quien se transforma en la secretaria privada del parlamento, al tiempo que es su amante.


Blanca Ibañez
El periodo del triangulo amoroso es toda una novela por entregas, con juicios determinantes (seis años duro el litigio), una vez que salio el divorcio, Jaime pudo casarse con la todapoderosa Blanquita (la barragana como se le conocio). 

Exiliados luego de Venezuela, años despues se separan en Miami, para residir luego el Doctor Lusinchi, en la pobreza y el mayor anonimato, en un anexo de la casa de su hijo Alvaro, en Caracas.


Carlos Andres Pérez
CAP y Cecilia Matos
El Tachirense rayano Carlos Andres Pérez, de origen humilde, de cabeza cónica y achatada, de ancestros colombianos, quien durante 4 años sostiene amores y luego se casa con su prima hermana Blanca Rodríguez, teniendo seis hijos en el matrimonio, por cierto con taras de familia debido a los enlaces sanguíneos. 

En el Congreso de la República se enreda con una empleada de nombre Cecilia Matos Melero, bella, despierta y distinguida zuliana, con quien se pone a vivir y tiene dos hijas (una de ellas es adoptiva).

Carlos Andres y Cecilia Matos
La vida de esta pareja ha dado mucho que hacer dentro de Venezuela y en el exilio. 

El mujeriego Carlos Andres por su lado eran muy conocidas sus orgías, y hasta affaires con azafatas y con Tiqui Atencio, de lo que se cuentan muchas anécdotas


                                                              
                   Rafael Caldera
Rafael Caldera y Doña Alicia
El Yaracuyano Rafael Caldera Rodríguez, de extracción derechista, nada mujeriego, casó con la agradable Alicia Pietri Montemayor, con quien tuvo cinco descendientes.  

Sin embargo como el diablo toca a los humanos, tuvo una hija nacida en Canada, llamada Marie Bernice Barry.


Luego la niña fue rebautizada con el nombre familiar de Corina Escobar



                    Hugo Chavez Frias
Hugo Chavez y Marisabel 
El llanero, Teniente Coronel Hugo Rafael Chavez Frías, Barinés, dicharachero y controversial politico, se caso en primeras nupcias con su paisana Nancy Colmenares, viviente pero desconocida para todos, con quien en 15 años tuvo tres hijos. 

Luego se empata y casa con la periodista Marisabel Rodriguez, mujer de carácter, con la que vive poco tiempo por delicadas desavenencias entre ellos y de cuyo enlace tienen una hija, Rosinés



Herma Marksman
Fuera de esto es muy poco lo que se conoció de su vida privada en referencia con las mujeres, salvo Herma Marksman, izquierdista, que convivió con él diez años. 

Se cuentan en su haber varios hijos naturales.

Esto es una parte de la vida y misterios de quienes han pasado por la presidencia de Venezuela con respecto a sus vidas en parejas, permanentes y ocasionales. 


Todavía hay tela que cortar en esto de las barraganas, me quedaron muchos personajes del pasado sin tocar y algunos personajes del presente, pero eso, lo dejo para otra ocasión.


Grísseld Lecuna G.-Bavaresco

Concubinas presidenciales venezolanas - Cedice.org.ve
Sexo y poder - Carlos Capriles Ayala.
Esposas y amantes de los presidentes - Venezuela y el mundo - Ramón Urdaneta

LOS ASESINATOS MAS SONADOS DE LOS ÚLTIMOS AÑOS EN VENEZUELA.

En Venezuela al igual que en otros países, han existido crímenes que marcaron historia. El no olvidar estos nefastos sucesos nos permite lu...