domingo, 9 de marzo de 2014

CLARA Y SU INMENSO AMOR POR BENITO.

Benito Mussolini es detenido por los partisanos. Pretendía llegar a Suiza escondido en un convoy de soldados alemanes.

Benito Mussolini
Es el dia 27 de Abril de 1945 y la Segunda Guerra Mundial está en sus momentos finales.

Junto a Mussolini, viaja Clara Petacci, su amante. Ambos son llevados a Dongo. Luego, se los separa y Mussolini es trasladado a una finca. Patacci le pide al jefe de la resistencia, Bellini delle Stelle, que la deje ir con su amante. Le responde que no debe preocuparse por la vida de Mussolini. Le asegura que será entregado a las autoridades. Petacci insiste y el conde accede a que vaya hasta donde se encuentra el Duce.

Clara Petacci "Claretta"
En la noche del 28 de Abril, Benito y Clara son levantados de la cama por Walter Audisio, llamado “El Coronel Valerio”. Los llevan hasta la entrada de la Villa Belmonte, en las cercanías de Bonzanigo. El recorrido lo hace un único coche en el cual van Mussolini, Clara, Valerio, el chofer y dos de los partisanos en los estribos.

Valerio hace descender a Mussolini del automóvil. Clara se queda dentro. Valerio lee una proclama en la que anuncia la decisión de hacer justicia en nombre del pueblo italiano. Mussolini ha sido condenado a morir. Clara baja del auto y se pone junto a Benito. Valerio, apuntando con una ametralladora, le pide que se aleje. Ella se queda inmóvil. Valerio, a punto de disparar, le grita que se aparte.

Walter Audisio "El Coronel Valerio"
En ese preciso momento en que Valerio dispara, Clara Petacci abraza a Mussolini, poniéndose delante de él, en un intento inútil de salvarle  la vida. Clara cae muerta. Mussolini apenas resulta herido. Valerio dispara una segunda ráfaga con la ametralladora. Cuando Mussolini esta en el piso, le pega un tiro en la cabeza.

Benito Mussolini llega a convertirse en primer Ministro del Reino de Italia y ocupa ese puesto desde 1922 hasta 1943. Luego, es destituido, encarcelado y liberado por los alemanes que lo respaldan como Presidente de la República Socialista Italiana, gobernando sobre una porción mínima del territorio.

Ida Dolser y su hijo Benito Albino
Mussolini comienza siendo socialista y llega a ser uno de los más importantes dirigentes del partido. Hasta que desarrolla a pleno un concepto político distinto: el Fascismo; basado este en un exacerbado nacionalismo, el dirigismo en economía y el corporativismo. Con una decidida oposición al comunismo y al liberalismo. 


Antes de alcanzar el poder, Mussolini se ha casado con Ida Dalser en 1914 y tiene un hijo con ella, llamado Benito Albino, como él. Pero se aleja de ella cuando conoce Raquele Guidi, a la que convierte en amante y, mas tarde, en esposa.

Raquele Guidi, Mussolini y sus cinco hijos
Cuando Mussolini llega a ser primer Ministro ocurren algunas cosas con Ida Dalser. Ella ya no recibe dinero y es vigilada todo el tiempo por los servicios secretos. Se la acusa de demente y de inventar su romance con Mussolini. El hijo tampoco es de él, se afirma. Ida acaba internada en un manicomio y muere en una isla, de una supuesta hemorragia cerebral,  en 1937. Benito, el hijo, es secuestrado por los fascistas, adoptado por un jefe policial y acaba muriendo de desnutrición en un asilo en el año 1942.

Benito, en la cumbre de su poder, tiene un matrimonio con Raquele libre de toda amenaza. Aunque, en realidad, es Raquele Guidi la que ha hecho lo imposible para destruir a Ida y a su hijo. 

Claro, Mussolini ha tratado de evitarlo. Se ha casado con ella en 1915, tendrá cinco hijos y ambos se presentarán ante el pueblo como el matrimonio ejemplar. Raquel es tomada como la madre modelo del pueblo italiano.

Entre tanto, Benito se acuesta unos años con Margherita Sarfati, una intelectual judía que llega a escribir un libro de mucho éxito sobre el Duce, cuando este alcanza su máxima popularidad. 

Pero el romance decae y se convierte en amistad hasta que la política anti-judía del gobierno obliga a Margherita a dejar Italia. Su hermana se queda y muere en un campo de concentración.

Raquele y Benito.
En los círculos Ida Dolser, Raquele Guidi y Clara Petacci.
Clara Petacci se ha casado con un militar de la aviación, el teniente Feridici, pero esta enamorada de  Mussolini. Se las ingenia para conseguir una entrevista con él. Es el año de 1932 y, desde esa entrevista Clara Petacci se convierte en la amante del Duce.

Clara, llamada Claretta por su familia y amigos, abandona a su marido y va a vivir a una mansión en Villa Cariluccia, un barrio residencial de Roma.

Benito y Clara
Raquele Guidi hace todo lo que esta a su alcance para desunir a la pareja. No lo consigue. Benito y Claretta tienen una relación intensa, llena de pasión. Ella escribe un diario personal y en él relata los encuentros íntimos. Describe a Benito como un amante ardoroso que parece incansable. Para ese entonces, Mussolini se acerca a los cincuenta años y ella una mujer de veinte cuando empiezan la relación. Su inmenso amor quedaría comprobado años mas tarde, en la hora de la caída de su hombre.

Mientras Mussolini cae en desgracia, pierde el poder y es detenido para ser asesinado; su esposa legitima, Raquele Guidi, la madre ejemplar, se ha escapado a Suiza. Hará tratos con los aliados y vivirá largos años. 

Al mismo tiempo, Clara Petacci, la amante, una mujer de treinta y tres años, se encuentra al lado del hombre que ama en el instante en que van a matarlo. Cuando Valero le grita que se aparte, ella, lo abraza para protegerlo, haciendo que las balas la maten a ella y no a él.

Los partisanos patearon el cadáver de Mussolini hasta destrozarle la cara y el cráneo. Golpearon el de Clara. Le sacaron fotografías poniéndolos juntos y, como si lo consideraran una gracia, pusieron la mano de Clara por debajo del brazo de Benito, como si estuvieran paseando por las calles.

Luego los colgaron con cuerdas, boca abajo, como se cuelgan en Italia a los cerdos para que se desangren, en la Plaza de Loreto en Milán. Se sintieron orgullosos. Ellos castigaban así las barbaries que había cometido Mussolini. 

¿Y de qué era culpable Clara? ¿De haberse enamorado del hombre equivocado, y de dar su vida por el?


Grisseld Lecuna Garcia/Bavaresco

.- www.juancarlosboverihistorias.com
.- www.wikipedia.com
.- www.elmundo.es/magazine/2005/281/1108492104.html      
.-www.mirorenzaglia.org/2013/08/margherita-sarfatti-e-il-novecentismo-tra-fascismo-e-antifascismo/



No hay comentarios:

Publicar un comentario

SESOSTRIS, UN BUQUE ALEMÁN EN AGUAS PORTEÑAS

Desde muy pequeña, hace ya muchas lunas, conozco y he visitado muchas veces a Isla larga, un paradisiaco lugar con aguas super cristalin...