lunes, 3 de marzo de 2014

LA LEYENDA URBANA DEL ANIMA DE MORILLO

Así como dice el Tío Simón en su Caballo Viejo: "Quererse no tiene horario ni fecha en el calendario cuando las ganas se juntan". Las Leyendas Urbanas tampoco, ellas no tienen edad, ni clase social, cuando de contarlas se trata. 

Son historias que relatan el infortunio de otros para que esas desgracias no caigan sobre nosotros o para que tomemos conciencia de algo que se supone esta mal.

De mi libro "Mi Puerto y sus Leyendas Urbanas", hoy quiero compartir con Ustedes (los que muy amablemente se pasean por mi blog), de una de las leyendas de mi pueblo mas famosas, tanto para los que nacimos en esta zona, como para los que van de visita a sus playas o a la ciudad. Historia esta, que como todo mito o leyenda, contiene sus distintas versiones. 

La leyenda que contare es la del "Anima de Juan Bautista Morillo", historia esta que en mi familia ha pasado de boca en boca, y muy cercana a mi me fue relatada, pues esta me la contó mi Madre Carmen Emilia.


ANIMA DE 
JUAN BAUTISTA MORILLO


Su aspecto: No se le ha aparecido a nadie, solo cumple los favores que se le piden.

Lugar: Capilla situada a orilla de la autopista Muelle-El Palito, frente al cementerio “Campos de Paz”.

Se trata de una figura que, para muchos porteños, excede los términos de la naturaleza (sobrenatural), la cual los conductores y estudiantes porteños (y algunos foráneos), le tienen mucha devoción.


En la entrada de Puerto a orilla de la autopista, se encuentra la pequeña capilla de esta ánima, en la que los seguidores y creyentes, al pasar por ese lugar, le tocan dos veces la corneta del carro, en señal de saludo y respeto, pidiéndole, además, que lo lleve con bien.

Algunos les dejan sus ofrendas y placas en señal de agradecimiento. Aseguran que protege a los viajeros y a los estudiantes. 

Origen: Según cuenta la leyenda popular, Juan Bautista Morillo fue un humilde caballero que se dedicaba a vender legumbres, hortalizas, agua y hasta flores para las  damas de Puerto Cabello, en su carreta que él manejaba con la ayuda de un modesto asno. 

Murió arrollado por un automóvil por allá en el año de 1920, cuando Morillo se dirigía a un rincón de la ciudad para ofrecer sus productos. Dicen que iba a llevar agua al poblado de Santa Lucia. se cree que el hecho ocurrió exactamente en el sitio donde actualmente se encuentra la capilla.


La historia de cómo nació la leyenda del ánima de Morillo comenzó pocos días luego de su deceso, cuando un caminante que transitaba por la zona donde falleció, colocó una cruz de madera como símbolo de remembranza y respeto hacia el humilde trabajador.  De la noche a la mañana, el mito de Morillo fue extendiéndose hasta llegar a cruzar las fronteras de Puerto Cabello. 

Pero no solo le solicitan buena suerte en los juegos de envite y azar, también se le pide para conseguir un trabajo de alto cargo, pasar los exámenes de la universidad, liceo o colegio, protección para la familia e incluso protección al momento de realizar viajes. El favor concedido por el ánima de Morillo tiene que ser cancelado; es decir, hay que cumplir con la promesa hecha con anterioridad. 

Hoy en dia, la Alcaldía le edificó una capilla al lado de su simbólica tumba. Esta leyenda es una de las mas conocidas y querida de propios y extraños, que perdurara por mucho tiempo pues ya forma parte de los mitos y leyendas de nuestra zona porteña. 

Grisseld Lecuna García/Bavaresco
http://www.autoreseditores.com/libro/2518/grisseld-lecuna-bavaresco/mi-puerto-y-sus-leyendas-urbanas.html
                          
Portada en Venezuela
Portada en internet



                        

No hay comentarios:

Publicar un comentario

SESOSTRIS, UN BUQUE ALEMÁN EN AGUAS PORTEÑAS

Desde muy pequeña, hace ya muchas lunas, conozco y he visitado muchas veces a Isla larga, un paradisiaco lugar con aguas super cristalin...