martes, 1 de marzo de 2016

EL ROMANCE ENTRE LOS RIOS ORINOCO Y CARONI

Por mas que busque no llegue a conseguir el nombre del autor que se inspiro para plasmar esta hermosa leyenda de dos de los principales rios de Venezuela, aun asi, les dejo a continuacion la historia de esta union amorosa entre Orinoco y Caroni.


Cuenta la leyenda indígena que estos simbolizan dos amantes condenados a estar juntos pero nunca mezclarse. Dice la leyenda que el Orinoco (Hombre) y Caroní (Mujer), se enamoraron. Nadie tiene la culpa de que hayan nacido en sitios diferentes, pero sus corazones latían de emoción cuando a través del viento se acariciaban.

Los Dioses se opusieron y ellos desafiando los obstáculos acordaron encontrarse lejos de la montaña y juntos ir al inmenso mar azul. Ese era el sueño y lo cumplieron, de lo ortodoxo y heterodoxo hicieron una sola teoría.

Esa es la verdadera grandeza de la naturaleza, que tarde o temprano une lo que tiene que unir. Los cientos de admiradores vestidos de afluentes que caían rendidos a los pies de Caroni; no lograron quebrar sus sentimientos. 

Ella no flaqueó ni un solo instante en su anhelo de encontrarse con su novio amado, y el dia que lo hicieron, se dieron un beso suave y silencioso entre burbujas de agua dulce. 

Agarrados de la mano se fueron a recorrer el mundo a través de las corrientes oceánicas.

A veces el Orinoco se vuelve rebelde y altanero, pero apenas un guiño de Caroní, este se calma. 

En el fondo ambos se respetan, ambos se necesitan. En la mirada profunda se notan que se aman, que se cuidan y protegen.

Cuando Orinoco esta sofocado por el calor, Caroní le sopla el viento para refrescarlo. 

De igual manera, cuando Caroní tiene mucho frío, entonces Orinoco le arropa de calor.

Ese gesto de ayuda mutua es el amor, es la paz y la libertad.


Grisseld LecunaG Bavaresco
Autor desconocido

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LOS ASESINATOS MAS SONADOS DE LOS ÚLTIMOS AÑOS EN VENEZUELA.

En Venezuela al igual que en otros países, han existido crímenes que marcaron historia. El no olvidar estos nefastos sucesos nos permite lu...