domingo, 29 de mayo de 2016

FELICIDAD O DIVERSION

Muchas personas inteligentes aún confunden la felicidad con la diversión. La verdad es que la diversión y la felicidad tienen muy poco en común, o nada en absoluto. 


La diversión, lo placentero, es algo que sentimos durante algún acto; la felicidad, lo que sentimos después de algún acto. La felicidad constituye una emoción mas profunda y verdadera que el mero placer.

Asistir a un juego de pelota, ver una película o la televisión, son actividades que nos ayudan a relajarnos, a olvidarnos temporalmente de los problemas, y quizás, hasta nos haga reír. Pero no nos dan la felicidad, porque sus efectos positivos terminan al acabarse la diversión.

He pensado a menudo que, si las estrellas de Hollywood tienen asignado alguna misión, es la de enseñarnos que la felicidad no tiene nada que ver con la diversión. 

Estos hombres y mujeres ricos y hermosos asisten constantemente a fiestas galanas, poseen lujosísimos autos y casas carísimas, en suma, tienen acceso a todo lo que se etiqueta como "felicidad".

Pero, en memorias tras memorias que han escrito, las celebridades nos revelan toda la infidelidad oculta tras la fachada de su vida colmada de matrimonios deshechos, hijos trastornados, soledad....

Por consiguiente, muchas personas eluden los esfuerzos y responsabilidades que son la fuente de la verdadera felicidad. 

Temen exponerse al dolor que inevitablemente conllevan situaciones como el matrimonio, la crianza de los hijos, el éxito profesional, la dedicación a una causa religiosa , la labor cívica o caritativa, o la superación personal.

Entender cabalmente y reconocer que la verdadera felicidad no tiene nada que ver con los placeres volátiles y la diversión es una de las tomas de conciencia más liberadora que podemos asimilar.

Cuando comprendamos que la diversión y los placeres mundanos no dan la felicidad, empezaremos a llevar una vida distinta; y el efecto en nuestro ser íntimo puede ser, literalmente, transformador.

Grísseld LecunaGarcia/Bavaresco

Anonimo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

SESOSTRIS, UN BUQUE ALEMÁN EN AGUAS PORTEÑAS

Desde muy pequeña, hace ya muchas lunas, conozco y he visitado muchas veces a Isla larga, un paradisiaco lugar con aguas super cristalin...