sábado, 8 de octubre de 2016

DETRAS DEL DIA DE LOS SANTOS INOCENTES



Como bien saben, en Hispanoamérica es costumbre realizar bromas de cualquier tipología en esta fecha. Los medios de comunicación hacen bromas o cambian su contenido de modo que la información parezca real. Se trata de una libertad que se dan los agentes mediáticos para dar rienda suelta a su sentido del humor, una oportunidad que solo se da una vez al año. También es tradición que los periódicos publiquen páginas enteras de noticias falsas, con la advertencia de que es el día de los inocentes, así como la muerte errónea de algún personaje famoso.

En definitiva, es una burla a cualquier suceso reciente, intentando engañar al lector para que parezca real. El día de los inocentes se vive en todo el mundo hispanoparlante.

Pero la realidad es bien distinta, ya que el Día de los Santos Inocentes es la conmemoración de un episodio hagiográfico (vida de los santos) del cristianismo: la matanza de los niños menores de dos años nacidos en Belén (Judea), ordenada por el rey Herodes I el Grande con el fin de deshacerse del recién nacido Jesús de Nazaret. La iglesia católica recuerda este acontecimiento el 28 de diciembre, de ahí que celebremos este día como actualmente lo hacemos.


Pero, de acuerdo con el Evangelio de Mateo, la matanza debió haber sucedido después de la visita de los Magos al rey Herodes I el Grande, uno o dos días después del 6 de enero, aunque también la fecha de adoración de los Magos a Jesús no tiene una fecha dada exactamente en las sagradas escrituras. Es muy corriente que la explicación de la Navidad y demás fechas alrededor de esta fiesta como “arbitrarias”, pues estas no figuran en los evangelios.

Según el evangelio, Zacarias supo que Isabel estaba embarazada de Juan el Bautista mientras cumplía con la obligación de quemar incienso en el Templo, que debía hacer cada grupo sacerdotal dos veces al año. Zacarías pertenecía al grupo octavo, al de Abías, lo cual nos da dos posibles fechas para la concepción de Juan el Bautista, una a mediados de mayo y otra a mediados de noviembre, ninguna de las cuales coincide con la tradición.

Sin embargo, no existe ninguna evidencia histórica con respecto a este hecho. Ningún historiador de la época menciona el hecho. Ni Flavio Josefo (37-101) en su obra “Antigüedades judías”, relata una matanza de niños por parte de Herodes I el Grande. No obstante, varios historiadores afirman que ese no es un argumento decisivo y que el episodio cuadra con la crueldad de Herodes, bien conocida y documentada. 

No se sabe realmente cuántos fueron, pero la tradición establece que unos 30 niños menores de dos años murieron a manos de los soldados romanos. Sin embargo, Jesús ya había salido de ahí, pues José, el esposo de María, había soñado que un ángel le avisaba. “Levántate, toma al niño y a su mamá y llévalo a Egipto, porque Herodes lo está buscando para matarlo”. Y partió con el niño y la Virgen, y vivieron allí hasta que Herodes murió. Después volvieron a Palestina.

La Iglesia Católica, a partir del siglo IV, estableció una fiesta para conmemorar a estos niños muertos como “mártires” en sustitución de Jesús. La tradición oriental los recuerda el 29 de diciembre, nosotros, el 28 de diciembre. 

La tradición concibe su muerte como “bautismo de sangre” y preámbulo al “éxodo cristiano”, semejante a la masacre de otros niños hebreos que hubo en Egipto antes de su salida de la esclavitud a la libertada de los hijos de Dios (Ex 3,10; Mt 2,13-14).

Grisseld LecunaGarcia/Bavaresco
https://www.paraloscuriosos.com/a6701/detras-del-dia-de-los-santos-inocentes-se-esconde-un-origen-muy-desagradable



 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

UNA REAL HISTORIA DE REENCARNACION

Si no creen en la reencarnación, quédense y lean esta historia que a continuación les cuento, es de la vida real y se considera la más gran...