domingo, 19 de febrero de 2017

LOS BUBAL, UNA TRIBU MUY PECULIAR

Leyendo en uno de los tantos grupos del Facebook, a los que soy miembro, encontré un artículo que me dejo con sentimientos algo extraños (una mezcla de asombro, repulsión, terror y hasta risas), el grupo se llama ARQUEOLOGÍA, CIVILIZACIONES ANTIGUAS Y MISTERIOS DE LA TIERRA. Este grupo es para los amantes de la Arqueología, donde el que allí esta, va descubriendo historia de las civilizaciones Antiguas, y los misterios que se descubren o investigan a lo largo de los tiempos. 

En ese grupo he conseguido (y descubierto) cosas en las cuales jamás creería que existían en este mundo y menos que le sucederían al ser humano

Por ello quise compartir con mis lectores amigos este interesante artículo.

El tema habla de una tribu que está ubicada en la zona limítrofe entre Somalia y Kenia, en África


Se hacen llamar BUBAL, y poseen la particularidad de arrastrar entre sus piernas unos testículos descomunales. 

La explicación, dice el blog de dónde sacaron el artículo, es todavía más inquietante que el resultado, ya que desde pequeños los niños Bubal, ingieren el flujo vaginal de las vacas y lo hacen hasta que se casan, pues dicen que al adquirir dicho hábito de chupar la vagina de las vacas, poseerán una fuente de valentía y fortaleza, según ellos. 

Además a los niños se les da de comer, entre otras cosas, el flujo menstrual de las propias vacas, algo que hacen en forma asidua hasta que llegan a la adolescencia, cuando deciden casarse.

Debido a esta dieta alimenticia, se libran de padecer de anemia, ya que ese líquido menstrual es rico en vitaminas B6, B12, vitaminas E y D.  

Sin embargo la ingestión de hormonas les lleva a, pasada la adolescencia, experimentar un aumento en el tamaño de sus testícuos, que llegan a alcanzar un diámetro de hasta 80 cms.


Algunos investigadores aseguran que se trata de casos de elefantiasis escrotal, y seguramente no les falta razón. 

Las imágenes llegan a ser impactantes, porque puede observarse como la gran delgadez de las personas contrasta con unos testículos gigantescos.

Esta deformidad física no les representa ningún problema en cuanto al hecho de la reproducción, aunque le conllevan a otros problemas que saltan a la vista y lo dejo a su imaginación.

Aunque los Bubal han sabido aprovechar su condición para beneficio propio ya que algunos turistas suelen pagarles grandes cantidades por ver sus testículos, y ellos utilizan estos ingresos para mejorar la calidad de vida de la nación tribal.

Grisseld LecunaGarcia/Bavaresco

Fuente:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

UNA REAL HISTORIA DE REENCARNACION

Si no creen en la reencarnación, quédense y lean esta historia que a continuación les cuento, es de la vida real y se considera la más gran...