domingo, 16 de septiembre de 2012

LAS 5 MENTIRAS DE LA HISTORIA PORTEÑA (1ra. Parte)

El año pasado para celebrar un año mas de la toma de Puerto Cabello, el diario la Costa  en colaboración con la Fundación Cultural Municipal Juan Antonio Segrestaa, el Gobierno de la Costa y "El Balcón de tu Ciudad" del cronista porteño Asdrúbal González, encartó en su periódico “las 59 Mentiras de la Historia”

Allí se logro plasmar conocimientos que desmienten ciertos aspectos de lo vivido en el pasado tanto en esta Ciudad como en todo el país.

Por ese motivo y por querer dar a la luz, nuevamente, y a través de mi blog, unas cuantas mentirillas histórica,  recopilé 05 en esta primera entrega ya que de esas 59, existen 39 que se hayan en el encartado y que pertenecen a Puerto Cabello.....mentiras porteñas, que hasta ahora creímos verdaderas….hasta hoy…..!

1.-  Agustín Armario nunca fue Almirante.  

Agustín Armario nació en Puerto Cabello en fecha aun indeterminada, Hijo de Agustín Armario y Agustina Maria Gonzalez. Fue hombre de mar y tierra. Hizo carrera militar al servicio del estado de Oriente. En 1923 fue ascendido a general de brigada.

Es necesario observar que el grado de Contralmirante, oficial de la armada inmediatamente inferior a vicealmirante, no se conoció como tal en las fuerzas armadas de la naciente república de Venezuela. 

Producto de las ordenanzas reales dictadas por Carlos III en el año 1783, donde el grado de Brigadier era inmediatamente superior, sin distinción alguna,  a Capitán de Navío o Coronel.

Resulta asi una mentira histórica graduar al marino porteño Agustín Armario con el entonces inexistente grado de contralmirante. Lo que si ostento fue el titulo de Comodoro (Aquel que comandaba una cuadrilla de guerra de mas de tres buques). Y también lucio el muy hermoso titulo de General de Marina, como bien lo señalo en el acta elaborada en Cumana el 14 de Agosto de 1833 para certificar la muerte de Agustín Armario González, orgullo del gentilicio porteño.


2.- Bartolomé Salom no nació en San Esteban

Una falsa tradición de poderoso arraigo lo hace nacer en San Esteban en la casa de campo que pertenecía al emigrado español Francisco Azpurua, adquirida por el prócer el 16 de agosto de 1827. 

La casa de San Esteban

Salom nació en Puerto Cabello, en la Calle del Mangle, actual calle Anzoátegui, casi diagonal con el ángulo sureste de la plaza que lleva su nombre, el 24 de agosto de 1780.



Su fe de bautismo, cuya copia certificada el 23 de marzo de 1829, reposa en la Academia Nacional de la historia (Archivo Salom), establece sin dudas el gentilicio (a todos los nacidos fuera del ámbito citadino, como lo era y es el poblado de San Esteban, se le agregaba una nota marginal con el señalamiento, y la fe de bautismo de Bartolomé Salom no la tiene).

Fue San Esteban su retiro, su lugar predilecto. Pero nunca el ámbito donde viera luz…Allí se le venera como su más elevada gloria.


 3. – En la Iglesia del Rosario, nunca rezo Bolívar.


Una casi bicentenaria tradición oral, sostiene que el libertador bajo de su cabalgadura frente a la Iglesia del Rosario, y entro a orar en la colonial estructura…Se pone en duda tal aseveración, en base a los siguientes fundamentos:

La Iglesia del Rosario
Simón Bolívar era masón militante….. Incorporado a una logia masónica durante su segunda estancia parisina. 

Cuando el libertador fue presidente de Colombia, en la monacal Bogota como jefe de estado debía asistir a misa, pero lo hacia en un lugar apartado de la iglesia, donde aprovechaba para leer los llamados “libros prohibidos”.

 Mostró siempre una animadversión hacia los representantes de la iglesia católica, realista y reaccionaria en su mayoría, en cualquier lugar donde le correspondía actuar.

Cuando reabre los clausurados conventos, devuelve los bienes incautados a la iglesia…es cuando crea la consigna: “La unión del incensario con la espada es la nueva arca de la alianza”. ¡Pero esa es otra historia!   
               


4.- Humboldt nunca estuvo en San Esteban.


Es cierto que el más famoso viajero que haya visitado Puerto Cabello, lo fue el sabio alemán Alejandro de Humboldt. A Venezuela llego por Cumana en 1799, recorrió la región del golfo y la península de Araya, las maravillas naturales de Caripe, el litoral guaireño, el valle de Caracas, y por los valles de Aragua y Valencia, vino a nuestra ciudad, pero nunca visito a San Esteban.
Humbolt joven y Humbolt en sus ultimos dias.
Al apresuramiento por visitar a Puerto Cabello, donde solo permaneció un día (28 de Febrero de 1800), sacado de su apretado itinerario, cuyo objetivo principal era navegar el Orinoco.

Aunque conoció a san Esteban a través de las obras de dos de sus discípulos Fernando Bellermann y Carlos Appun. Bellermann vino a Venezuela con el objeto de recorrer los caminos hollados por Humboldt. Pero seria con Carlos Apunn que el ya casi anciano hombre de ciencias se compenetro con el paisaje sanestebero, donde se estableció  por 5 años en San Esteban.

Si Alejandro de Humboldt no estuvo físicamente en San Esteban, logro vivir allí en el grandioso sueño que plasmaron en letras y colores dos de sus más fieles discípulos.

5.- El balconcito de la Calle de Los Lanceros 
no es colonial.

Establecida falsamente la antigüedad colonial, a los porteños les ha parecido fácil montar sobre la pasarela a sus héroes y personajes preferidos: uno de ellos, el libertador de Puerto Cabello, General José Antonio Páez … al caudillo llanero lo colocaron al pie del balcón cantando canciones a bellas damas, que sin duda alguna pudo ser cierto pero en otro lugar de la ciudad.

¡El balconcito no es del tiempo colonial!. Fue construido en el año de 1929, ochenta años después de Páez y sus serenatas.


La casa que da el frente a la calle bolívar era usada como expendio de tabacos y la del frente era el deposito. 

El propietario de las dos casas busco al constructor Antonio Seguida para unir por el aire ambos inmuebles. Nunca se pensó que algunos años después se convertiría la pasarela construida de concreto armado, en uno de los iconos de la ciudad. 

Debería vincularse el nombre del propietario en la obra construida, así el Balcón de Junco Meza quedaría para siempre convertido esta vez en verdad.

La mentira del balcón no deja de ser agradable, por que no arremete la verdad histórica.
  
Grisseld Lecuna-Bavaresco


.- "Las 59 Mentiras de la Historia"; 08 Nov. 2011. El Diario la Costa de Puerto Cabello, Venezuela.
.- Fundación Cultural Municipal  Juan Antonio Segrestaa, Puerto Cabello, Venezuela

.- El Gobierno de la Costa de Puerto Cabello, Venezuela.
.- "El balcón de tu ciudad" por Asdúbal González, el Cronista de la Ciudad de Puerto Cabello. 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

HOY JOVEN, MAÑANA CASI ANCIANA

Existe una película llamada “Si tuviera 30″ (13 going 30) donde una chica de 13 años tiene el deseo de convertirse en una mujer de 30 años....