lunes, 29 de diciembre de 2014

REFLEXIONANDO UN POCO ANTES DE QUE TERMINE EL AÑO.

En estos días leí una frase del Dalai Lama que decía que “El miedo es el destructor de una mente en paz”. 

Y no cabe duda de que es un factor que nos encierra en algo súper negativo, por el cual no nos deja disfrutar de las cosas buenas que pudieran llegar a nuestras vidas, porque nos atacan esos benditos temores y no nos dejan hacer esas cosas que queremos y que a la vez pensamos que no podemos.

Ese miedo que nos quita la fuerza y las ganas de hacer que el mundo conspire a nuestro favor.

No debemos agobiarnos ni ahogarnos con tantos problemas (el miedo hace que los acumulemos, sin resolverlos). No nos convirtamos en el costal de nuestras culpas, en la abogada de nuestras faltas, en la depositaria de nuestros deberes, en la lavandera de nuestros remordimientos.

No debemos olvidarnos de nosotros como ser individual, que ya somos adultos independientes y autosuficientes; seamos más condescendientes con nosotros mismos;  sabemos que tenemos responsabilidades y compromisos, pero también tenemos nuestras ganas y nuestras libertades.

Es por ello que para este 2015, año que pronto dará inicio, hagamos un propósito y  recordemos (alejando el miedo), que podemos escribir o hablar de nuestros sentimientos, esos que nos agobian, para aliviar mucho dolor. Que podemos hacer muchas más cosas de las que creemos poder hacer. Que no importa cuantas veces nos alejemos u olvidemos a Dios, el siempre estará allí para recibirnos nuevamente. Que el ser una persona madura tiene que ver más con la experiencia que con los años que hemos cumplido. Que si no controlas tu actitud, ella lo hará contigo. Es más importante que me perdone yo misma a que vengan otros a perdonarme.

Además, el mundo no se parara porque mi corazón este roto, él seguirá girando. Que es mucho mejor expresar nuestros sentimientos, que guardarlos en ese cofre interno que poseemos. Que las personas que critican a los demás, también nos criticarán llegado el momento. Te será muy difícil ser positivo o dar una buena respuesta cuando estés cansado. Y sobre todo, aprendamos a ser felices, pero a nuestra manera, no importa como lo concibas, sé feliz.

Como dice Mariana (el blog de Mariana); “Para ser exitosos no tenemos que hacer cosas extraordinarias”. Yo le agregaría; “Hagamos cosas ordinarias, que parezcan extraordinariamente bien”.

Y para finalizar con broche de oro (me encanta esa frase, es muy positiva), una de mis grandes amigas (Zuleyma Salazar Thoddé), escribió en su muro de facebook una bella reflexión que a continuación les dejo: 

“Caen las hojas del calendario y ya pronto estrenaremos uno nuevo con bonitas ilustraciones que acompañen el año 2015. Cada hoja arrancada de él pasa una página más del libro de nuestra vida. Terminemos este año sonriéndole al Señor, porque nos esperan cosas muy hermosas muy pronto”. 

Feliz y bendecido año 2015….!


Grísseld LecunaGarcía/Bavaresco


jueves, 25 de diciembre de 2014

RIP VAN WINKLE.

Hoy vino a mi mente uno de los primeros cuentos infantiles que leí sin ayuda de mayores,  un clásico norteamericano escrito por Washington Irving, se trata de “Rip Van Winkle”. 

Siempre me encanto, no se si fue por lo misterioso del cuento o por que al fin podía leer y releer a mi antojo cuando no entendía algo.

Hoy que se celebra el nacimiento del Niño Dios, quiero obsequiárselos como regalo de Navidad, y comienza así:

RIP VAN WINKLE

Hace muchos años, en un pueblito de las montañas de Norteamérica, vivía un buen hombre de ascendencia holandesa, que tenia un defecto: era muy holgazán; le gustaba dormir mucho, mas sin embargo era un hombre simpático y le gustaba ayudar a los demás y todos le querían en el pueblo. Se llamaba Rip Van Winkle.

A Rip lo que más le gustaba era cazar y se pasaba días enteros en las montañas con su perro, alejado de su esposa que lo regañaba por irse al bosque. De esa unión tenían un hijo mayor y una pequeña hija.

Un día, después de cazar, Rip se sintió cansado y busco un árbol frondoso que le diera bastante sombra y brisa, para así poder echar una siesta. Al cabo de unos minutos, escuchó de pronto una voz que le gritaba:
- ¡Rip Van Winkle!  ¡Rip Van Winkle!

Se incorporó de inmediato y volteó asustado. No podía creer lo que veían sus ojos, era un hombrecito muy pequeño, con barba y con el pelo muy largo, que cargaba un gran barril lleno de una bebida rara.

El hombrecito le pidió a Rip que lo ayudara a cargar el barril. Rip hizo lo propio y  lo siguió. Luego de un buen rato, por fin llegaron a un lugar del bosque, donde muchos hombrecitos de largas barbas celebraban una fiesta.

Ellos le ofrecieron a Rip de beber y como tenía tanta sed, tomó muchos vasos de la extraña bebida, hasta que se quedó profundamente dormido.

Cuando despertó, estaba en el lugar donde había encontrado al hombrecito con el barril. ¡Todo le parecía increíble! Buscó su escopeta y encontró un arma vieja y oxidada.

Molesto, pensó, que el hombrecito se la había cambiado por una escopeta vieja. Rip comenzó a caminar hacia el pueblo.

En el trayecto no se cruzó con nadie conocido, sólo con unos cuantos extraños que lo miraban con curiosidad. Cuando llegó al pueblo, se tocó la barba y comprobó que le había crecido hasta la cintura. Corrió hasta el aparador de una tienda, para ver su rostro reflejado y descubrió que tenia el cabello blanco. ¡Todo era muy raro! ¿Que le había ocurrido? ¿Quiénes eran esos extraños? ¿Dónde estaban sus vecinos? ¡Había muchas casas nuevas!
 
- “La bebida de anoche me hace ver visiones”, pensó.

Cuando llegó a casa sólo encontró un montón de ruinas. Pronto se vió rodeado de gente que le preguntaba quién era.

- ¡Soy Rip, Rip Van Winkle! ¿Es que nadie me conoce?

Entonces, una joven con un niño en brazos le dijo:

- ¡Yo soy tu hija! Hace veinte años que te fuiste de casa y todos pensamos que habías muerto.

Rip, sorprendido, abrazó a su hija, a su nieto y le contó su aventura. Después ella le contó que su hermano y su madre habían fallecido. Rip no entendía bien lo que le había ocurrido.


Desde entonces todos los días narraba su historia a quien se lo pedía, y todos en el pueblo soñaban con tomar un trago de aquella bebida mágica y vivir la fantástica aventura de Rip Van Winkle.

Grisseld LecunaGarcia/Bavaresco

http://www.cuentosdedoncoco.com/2010/12/rip-van-winkle-cuento-infantil.html
http://es.wikipedia.org/wiki/Rip_van_Winkle#mediaviewer/File:QuidorRipVanWinkle.jpg








sábado, 20 de diciembre de 2014

EVITA

El 26 de Julio de 1952, una mujer de 33 años muere en la cama de un hospital.  Ha sido actriz y, a los 24 años, ha conocido a un coronel del ejército argentino que actúa en política.

En los alrededores del hospital en que la mujer acaba de morir, hay decenas de miles de personas con velas encendidas. La mayoría de ellas ha pasado varios días, de rodillas rogando por su sanación.

También, días atrás, aprovechando la oscuridad de la noche, se ha detenido un automóvil muy costoso, en el que viaja un grupo de personas jóvenes y ricas. Uno de ellos descendiendo del coche, con pintura negra, escribe en una de las paredes del hospital: ¡“Viva el Cáncer”!. La mujer que despierta tanto amor y tanto odio es la esposa del presidente argentino, Juan Domingo Perón. Ella es Eva Perón.

Eva Maria Duarte Ibarguren, nace el 07 de Mayo de 1919, en Los Toldos, un pequeño pueblo de la provincia de Buenos Aires. Su madre es una mujer pobre, Juana Ibarguren, que vive en la estancia de Juan Duarte, un hombre rico. Juana tiene cinco hijos de Duarte pero él no ha reconocido a ninguno. Por la ley argentina de entonces, Eva Maria figura como “hija adulterina” ya que una hija ilegitima, según se considera despectivamente en la época. Esto significa que ni ella ni sus hermanos tienen derecho hereditario ni su padre obligación alguna de mantenerlos (aunque lleven su apellido),  pues son hijos fuera del matrimonio.

Al morir Duarte, la familia legitima echa del campo a Juana y a sus cinco hijos. Quedan entonces desprotegidos y atravesaran una severa pobreza.

Desde pequeña, Eva tiene un sueño: convertirse en actriz.

Juana Ibarguren y sus hijos se residencian en Junín. Cuando Eva es una adolescente, actúa en el pueblo un famoso cantor de tangos que está de gira, Agustín Magaldi. Eva es decidida y se acerca a él. Tiene un ligero romance que resulta suficiente para que Magaldi le pague el pasaje en tren hasta Buenos Aires. Con quince años, Eva se encuentra sola, sin ninguna ayuda y debe sobrevivir en Buenos Aires.

Busca trabajo en la naciente industria. Son “los cabecitas negras”, como le llaman, con desprecio, los sectores de la alta burguesía y de las clases medias. Consigue trabajo de actriz en una importante compañía teatral. 

Pero el trabajo dura poco. Juan Duarte, su hermano mayor, esta trabajando en Buenos Aires y trabaja como viajante. 

Carece de dinero y no solo no puede auxiliarla sino que apenas le alcanza para él. Eva no espera que su hermano le dé algo, le importa encontrarse seguido con él. Juan es su debilidad y, con los años, será ella la que lo convierta en alguien con riqueza y poder.

Consigue pequeños papeles en obras de teatro y películas. Los críticos la mencionan en sus comentarios no dándole más de una o dos líneas. Para ella es bastante.


Con el correr de algunos años, Eva se hace mas conocida como actriz. Filma películas en papeles secundarios y trabaja en radio. Pero sigue viviendo en habitaciones de bajo alquiler.

Con Pedro Quartucci, el muy conocido actor y ganador en boxeo de una medalla de bronce en los juegos olímpicos de París, en 1924, mayor a ella en varios años, mantiene un vínculo amoroso. Quartucci es casado y el romance dura poco. Pero de la relación nace una hija.

Pedro Quartucci
Este lleva la hija que ha tenido con Eva a su propia casa para que su esposa la críe ya que ellos no habían podido tener hijos. Eva cae en pozos de depresión, bebe y consume morfina. También establece relaciones con hombres ricos que le dan dinero y la ayudan en su carrera.

Ya en 1942, Eva tenia dinero y comenzaría a gastar en lujos que nunca había podido darse.

Nilda Quartucci (la hija de Evita)
En un acto organizado por la secretaria del trabajo, una gran colecta para ayudar a las victimas del terremoto de San Juan, conducida por el Coronel Juan Domingo Perón, quien esta haciendo desde ese puesto de apariencia mínima lo que nadie había hecho antes: establecer con los sindicatos y auspiciar beneficios para los sectores.

Eva tenia un amante, un hombre rico e importante. Pero, al ver a Perón, no quiso desperdiciar la oportunidad. Se acerco a él y se presento.

Perón era viudo, su primera mujer murió de cáncer uterino. El vivía en un departamento. Al mes de conocerse ya Eva y Juan estaban viviendo. El le llevaba veinticinco años y eso de acuerdo con lo que siempre le gusto: las muchachas muy jóvenes, y si son adolescentes, mejor.

Ramirez (centro), a la izquierda el General Farell
En el gobierno se producen cambios. El presidente Pedro Pablo Ramírez ha tenido que renunciar y, como parte, del golpe de mano, asume el General Edelmiro Farell y Perón seria el vicepresidente y el hombre más poderoso.

Peron impulsa medidas que benefician a los pobres y esto no convenció a la clase adinerada ni a los militares que pertenecían a la oligarquía. Obligan que Perón renuncie y lo llevan detenido a la isla de Martín García.

EL 17 de Octubre de 1945, Eva Duarte, acompañada de los dirigentes sindicales, recorre las fabricas organizando una protesta social. Los obreros quieren a Peron en el gobierno. La gente invade la Plaza Mayor pidiendo la liberación de Peron. Este es liberado y llega a la Casa Rosada, se asoma en uno de los balcones y el pueblo estalla coreando su nombre. La historia Argentina acababa de dar un vuelco inesperado.

 El 10 de Diciembre de 1945, se casan en una ceremonia secreta porque así lo pidió Eva. Un año después Perón es proclamado presidente de Argentina.

Las mujeres no tenían derecho al voto y fue Perón por pedido de Eva que establecería ese derecho.

De inmediato la primera dama siente el rechazo de las mujeres de la oligarquía. No la aceptan en la Sociedad de Beneficencia, ámbito de las señoras de sociedad. Eva es generosa pero nunca perdona. Y le pide a su esposo que clausure esa sociedad por decreto, y crea la “Fundación Eva Perón” que realizaría una de las obras mas grandiosa de ayuda a los pobres que se ha hecho en Argentina. Eva en persona se encargaría de todo.

Perón es querido por el pueblo. Eva es adorada. Ella es Santa Evita. Su defensa de los derechos de los pobres y de las mujeres, es absoluto.

Desde la oposición y las clases acomodadas se desprecia a la gente que acude a los actos peronistas y se les llaman “los descamisados”. Eva como es costumbre, recoge el guante y, en sus discursos a los trabajadores les llama “mis queridos descamisados”.

Ellos duermen en cuartos separados, en la intimidad el trato entre ellos ha cambiado, aunque mutuamente son cariñosos. Es indudable que hay inconvenientes entre ellos, pero no afectan la vida pública ni los sentimientos que los unen. Pueden dudarse lo que Perón siente por ella pero todos saben que Eva da la vida por Perón.

Eva recibió muchos regalos costosos como primera dama. Regalos que no quedaron para el país sino que pasaron a sus manos privadas. Tenía una cuenta personal en Suiza de la que el propio Perón desconocia la clave. 

Su hermano Juan es nombrado secretario personal de Perón, se ha hecho rico y es famoso por sus fiestas privadas.

En 1951, la salud de Eva desmejora con rapidez. Esta enferma de cáncer. Le realizan una operación, recurre a los mejores médicos del mundo, pero nada puede hacerse.

A pesar de su gravedad, Eva hace la campaña para la reelección de su marido. Siempre sostenida de la cintura por Perón para evitar que se desplome.

Perón gana con amplitud las elecciones. El 4 de Junio como es tradición, el presidente recorrerá las calles en un automóvil descapotado. Eva ha ordenado que le construyan un arnés que la sostenga y que la aten para que pueda estar de pie junto a su marido en el recorrido presidencial. 

Perón no puede convencerla de que no lo haga, nadie puede detenerla cuando se propone algo.

Un mes después, muere. Perón había ganado las elecciones obteniendo un poco mas de un millón y medio. Al funeral de Eva fueron más de dos millones de personas.


Después de su muerte, su hermano Juan se suicida. Nadie cree en eso. Lo que piensan es que lo han asesinado. 

Juan Duarte había hecho negociaciones que perjudicaban seriamente a Perón.

“Mi mayor ambición, -escribe Eva- es que en el maravilloso y extenso capitulo que se dedicará a Perón en los libros de historia, a pie de pagina, en una pequeña nota, se diga: Hubo al lado de Perón una mujer que se dedicó a llevarle al presidente las esperanzas del pueblo, que luego Perón convertía en realidades. Y me sentiría debidamente, sobradamente compensada si la nota terminase de esta manera: De esta mujer solo sabemos que el pueblo la llamaba cariñosamente Evita”.


Grisseld LecunaGarcia/Bavaresco.

http://www.juancarlosboverihistorias.com/search/label/juan%20per%C3%B3n%20y%20eva%20per%C3%B3n

http://todomargal.blogspot.com/2010/03/382-la-hija-de-eva-duarte-y-pedro.html



sábado, 13 de diciembre de 2014

LA HISTORIA DE LUCIA, LA PATRONA DE LOS CIEGOS Y ABOGADA DE PROBLEMAS DE LA VISTA.

Tal día como hoy (13 de Diciembre), se celebra el día de Santa Lucia,  y en Italia se conoce como “el día más corto del año”. En realidad, científicamente no ocurre eso, pues el día más corto es el del solsticio de invierno (21-22 de Diciembre), cuando el Sol alcanza la posición más al sur de su trayecto anual alrededor de la Tierra.


Investigando un poquito sobre eso, descubrí que el  Papa Gregorio XIII al final del siglo XVI realizo un cambio, decretado en 1582, le quitó 10 días al calendario antiguo (del 5 se pasó directamente al 14 de octubre), quitando de esta manera la diferencia entre el calendario civil y el solar; así el solsticio, del periodo del 13 de diciembre, pasó al actual día 21 del mes.

Pues bien, con respecto a ese dia 13 quise ahondar un poco sobre esta santa, quería saber el porque era la patrona de los ciegos y la abogada de los males de la vista, y conseguí esta, su historia….

 La Historia de Lucia

Lucia era una joven de noble y rica familia de Siracusa (una ciudad en la región Siciliana, en el Sur de Italia), en los años de las persecuciones de cristianos bajo el emperador Diocleziano, en 304 D.C.

Nacio en el año 283  y fallece en el 304, a los 21 años.

El cuerpo de Santa Lucia en el Altar Mayor 
La joven estaba comprometida en matrimonio con un pagano, pero para cumplir con una promesa hecha a Santa Agata, Lucia decidió no casarse (la promesa era que si la santa sanaba a su madre, ella no se casaría, sino que dedicaría su vida al cristianismo y a los pobres). El novio no aceptó su rechazo y tal fue su rabia que la denunció como cristiana; denuncia ésta, por la cual la joven fue torturada y asesinada: justo el 13 de diciembre, según dice la tradición, el día de su martirio.

Cuando Lucía fue arrestada bajo la acusación de ser una cristiana, Pascacio ordenó a sus soldados a que la llevaran a un lupanar para que la violaran. Cuando los soldados la tomaron para llevársela, no podían con ella, probaron también atarla con cuerdas, en las manos y en los pies, pero por más que se esforzaban no podían. 

Inexplicablemente la muchacha permanecía rígida como una gran piedra. Pascacio al enterarse de lo sucedido, condena a Lucía de brujería y por lo cual fue llevada a la hoguera, pero el fuego no le hizo daño alguno. Al ver ésto, ordenó le sacaran los ojos, pero a pesar de estar ciega siguió viendo, (existe otra leyenda que dice que ella misma se los quito en rechazo a su novio y a las persecuciones que le hicieron). Pascacio furiosamente la condenó a ser decapitada.

Santa Lucia en la iconografía cristiana se representa casi siempre con los ojos en un platito y una palma. En otras, esta representada con una espada que le atraviesa el cuello o con una lampara de aceite.

Iglesia San Geremia en Venezia
La santa se conoce como la protectora de la vista, también gracias a su mismo nombre: Lucia, (llega del latín Lux –luz-)

El culto a la santa, antes localizado en la sola Sicilia, se difundió por toda Italia y Europa, y hoy en día está muy vivo en los países del Norte, donde ella se conoce como “la que lleva la luz”.

El cuerpo de la santa fue robado de Sicarusa por los Bizantinos pero poco después volvió a Italia con la conquista de Constantinopla por los Venecianos; ahora, Santa Lucia reposa en la iglesia de San Geremia en Venecia, a unos pocos minutos a pie de la estación de trenes…. Es por eso que la estación de trenes de Venecia se llama “Santa Lucia”.

Sus sacros despojos volvieron a Siracusa en diciembre de 2004, por 7 días, durante las celebraciones del 17° centenario de su martirio. 


La participación de sus devotos fue tanta, que desde aquel momento se está pensando en un regreso definitivo de Santa Lucia a su ciudad natal….aunque todavía eso no se haya actuado. 

Esta santa es venerada en la Iglesia católica, ortodoxa y luterana. 

Grisseld LecunaGarcia/Bavaresco
http://www.conociendoitalia.com/el-dia-de-santa-lucia-el-ms-corto-exista/
http://es.wikipedia.org/wiki/Luc%C3%ADa_de_Siracusa

lunes, 1 de diciembre de 2014

LA ARAÑA DE NAVIDAD. UNA LEYENDA ALEMANA.

Este cuento navideño es una leyenda alemana que ha pasado de generación en generación y traspasado las fronteras germanas hasta llegar a este lado del mundo, es por ello que en esas familias sea muy normal que en el árbol de navidad coloquen una araña de adorno.

Y el cuento comienza así:

Hubo una vez hace mucho, mucho tiempo, un hogar alemán en el que la madre se encargaba de limpiar la casa para celebrar el día más maravilloso del año.

Era el día en que nacía Jesús, el día de la Navidad. Ella limpiaba y limpiaba para que no pudiera se encontrada ni una sola mota de polvo. Incluso limpió esos rincones en donde en muchas ocasiones al hacer mucho tiempo que no se limpia suelen aparecer minúsculas telas de araña.

Las pequeñas arañas, viendo sus telas destruidas, huyeron y subieron a algún rincón del ático.

Por fin llegó la víspera del día de Navidad. En esa casa colocaron y decoraron con mucho orgullo y alegría el árbol, y la madre se quedó junto a la chimenea, esperando que sus hijos bajaran de sus habitaciones.

Sin embargo, las arañas, que habían sido desterradas tras la ardua limpieza de la madre, estaban desesperadas porque no iban a poder estar presentes en la mañana de Navidad. La araña más vieja y sabia sugirió que podían ver la escena a través de una pequeña rendija en el vestíbulo.

Silenciosamente, salieron del ático, bajaron las escaleras y se escondieron en la pequeña grieta que había en el vestíbulo. De repente la puerta se abrió y las arañas asustadas corrieron por toda la habitación. Se escondieron en el árbol de Navidad y se arrastraron de rama en rama, subiendo y bajando, buscando esconderse en las decoraciones más bonitas.

Cuando Santa Claus bajó por la chimenea aquella noche y se acercó al árbol, se dio cuenta con espanto que estaba lleno de arañas. Santa Claus sintió lástima de las pequeñas arañas, porque son criaturas de Dios, sin embargo pensó que la dueña de la casa no pensaría lo mismo que él.

De inmediato, con un toque de magia, golpeó un poco de árbol y convirtió a las arañas en largas tiras brillantes y luminosas.

Desde entonces, en Alemania, todos los años, los abuelos les cuentan a sus nietos la leyenda de las Arañas de Navidad, y colocan con ellos las guirnaldas brillantes de colores en el árbol.

Y cuenta la tradición que siempre hay que incluir una araña en medio de cada decoración. 


Grisseld LecunaGarcia/Bavaresco

http://www.cuentosparachicos.com/ESP/cuentosnavidad/AranaNavidad.htm

UNA REAL HISTORIA DE REENCARNACION

Si no creen en la reencarnación, quédense y lean esta historia que a continuación les cuento, es de la vida real y se considera la más gran...