martes, 30 de septiembre de 2014

PUERTO CABELLO A TRAVES DE LOS OJOS DE UN FALCONIANO.

A excepción del hombre, ningún ser se maravilla de su propia existencia, bueno eso creemos hasta ahora, quizás el tiempo nos diga algún día, cuan equivocados estábamos.

Y aunque muy pocos amamos la tierra donde nacimos, siempre hay alguien que por primera vez la pisa y algo lo embruja, y puede expresarse de ella  de una manera tan familiar, hermosa y refrescante. Esto fue lo que me hizo sentir este “Ser” que para mi, nació aquí en una vida pasada y que su posterior encarnación la hizo en Falcón, de donde es oriundo, pues esa brisa marina que le rozo tantas veces la piel hizo que esas palabras que convirtió en versos y las expresó en su tesis de postgrado sobre la recuperación del Casco Histórico de Puerto Cabello, me emocionaran y que desde luego, quisiera yo colocarla en mi blog.

Mi gran y entrañable siempre amigo Luís Octavio Lugo García, quien en nuestro encuentro laboral, me enseño y ayudo a sobrellevar la cotidianidad de la fuerte jornada diaria. Les dejo segmentos de su refrescante e instructiva introducción.

PUERTO CABELLO 

Una ciudad sin memoria es una ciudad vacía, sin bases, un velero sin rumbo. El patrimonio de esta se hace de las historias acuñadas en sus paredes, en sus esquinas, en sus edificios, en sus personajes, en esas leyendas que trascienden el tiempo y viajan de boca a boca, del abuelo al nieto, que se escuchan en una plaza o en una tarde de paseo.

Puerto Cabello de historia sabe mucho, sus calles, bañadas por brisas de mar han vivido y hecho vivir a la patria que la alberga momentos de importancia indiscutible en la configuración de Venezuela como Nación. Su memoria histórica quizás no se corresponda con su corta edad, si se tiene como partida de nacimiento el año de 1.811, fecha en que obtiene su merecido titulo de ciudad, sin embargo, su proceso de configuración urbana data de muchas décadas atrás.

Su ritmo de crecimiento se gesto como las olas, esas que día a día bañan sus orillas; una acción tras otra impuso que estos caseríos, bajo la tutela al inicio de Nuestra Señora de la Concepción  del Puerto de Borburata y luego de Valencia del Rey, obtuvieran el derecho de gestar por si mismos sus destinos. Su mar de aguas mansas que permitía como señala López, amarrar barcos “con una hebra del cabello”, se convirtió en el principal artífice de su vida económica y comercial. Esta condición fue percibida primero por la España Borbónica y luego por la República, no en vano ambas decidieron protegerla y defenderla de piratas y realistas.

El crecimiento de Puerto Cabello fue entonces indetenible, de su mar no solo llegaban barcos llenos de productos sino de almas extranjeras, culturas nuevas que adoptarían esta tierra como el propio terruño, que se sembrarían en ellas como si fuesen los otrora sembradíos de cacao y que finalmente configurarían la fisonomía de una nueva ciudad.

Separar la historia de Puerto Cabello de su realidad actual sería como querer arrancar las páginas de un libro  y pretender que siga siendo uno. Aun se respiran en sus calles el aire de antaño, aun sus guardianes de piedras –el Castillo San Felipe y el Fortín Solano-  la vigilan, aun siguen llegando barcos y aun nos podemos perder entre veredas soñando con el tiempo que se fue pero que marcó cada esquina.

Sus habitantes hablan con orgullo de esta ciudad cordial, y acompañan su historia con alguna leyenda. Se sienten parte de ella y sin duda sus protagonistas. No es casual que este trabajo se proponga ser una bisagra entre la importancia patrimonial de su casco histórico y la responsabilidad que tienen sus habitantes de la mano con el Gobierno Municipal de recuperarlo.

Grísseld LecunaGarcía/Bavaresco

Luis O. Lugo García. Introducción de su tesis de postgrado sobre la recuperación del Casco Histórico de Puerto Cabello, donde obtuvo la especialización en Gerencia Publica.

Guido Libetti. Fotografías de Puerto Cabello. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario

HOY JOVEN, MAÑANA CASI ANCIANA

Existe una película llamada “Si tuviera 30″ (13 going 30) donde una chica de 13 años tiene el deseo de convertirse en una mujer de 30 años....