domingo, 13 de agosto de 2017

EL CEMENTERIO DE LOS INGLESES DE AROA, SU HISTORIA.

Para 1715, el Valle de Aroa del Estado Yaracuy, en Venezuela, estaba despoblado, en él se cultivaba el cacao; pero para 1720 ya habían 3 haciendas grandes y otras tantas menores con 10.000 árboles que producían fanegas (unidad de medida de la metrología tradicional española), transportadas por el río Aroa desde el sitio de Los Puertos o El Puerto, llamado así desde que en el siglo anterior el cobre era embarcado en canoas hacia la costa.
Cementerio año 2008
En 1761, Aroa era ya un caserío disperso que servía de enlace en la ruta del primer correo, creado entre Maracaibo y Caracas por el gobernador de aquella provincia, Francisco Javier Moreno de Mendoza.
La compra de las tierras y minas de Aroa de las hermanas del Libertador a la compañía inglesa General Bolívar Mining Association fue realizada el 04 de Febrero de 1832. Dicha venta se realizó en la residencia del encargado de negocios de Inglaterra en Venezuela, ciudadano Sir Robert Ker Porter.

Cementerio año 1990
La reunión-venta contó con la asistencia de María Antonia, Juana Nepomucena quienes eran hermanas del Libertador, junto a su sobrina Felicia Bolívar hija de su hermano Juan Vicente Bolívar, los apoderados de los señores Philipps y Robert Den, y los ciudadanos Brian y William que al realizar este documento de ventas prometieron pagar a los herederos del Libertador la cantidad de 38 mil libras esterlinas pero en ese momento pagaron 20 mil y tiempos después pagaron 18 mil. También había minas de Cuarzo, Carbón, Madera, Oro y su fértil suelo.


Cementerio año 2007
Fue así como llegaron los técnicos y obreros ingleses los cuales se encontraron son una serie de condiciones climáticas y de salubridad que acabó con la vida de muchos de los recién llegados pues las altas temperaturas y elevada lluviosidad, hacían que prosperaran los insectos y las aguas estancadas, ello repercutió en la elevada mortalidad de los inmigrantes ingleses que muy pronto sucumbieron ante las condiciones adversas del trópico. La fiebre amarilla fue una de las principales causas de fallecimiento. 

Lápida de Roderick W L Gordon 
Entonces muy lejos del sitio de explotación de las Minas de Cobre, los ingleses construyeron un cementerio para los nativos de ese país y sus familiares. La Inglaterra católica, es decir, la Corona Británica, no les perdonaría a esos empresarios el haber enterrado a sus coterráneos sin la liturgia y los aires que dignificaran a un muerto inglés. 

Constituye un área cercana a los 90 metros cuadrados, situado en Casa de Teja al lado del tanque de agua que suministraba este preciado líquido a la población, de allí la versión de que "los pobladores bebían agua de los muertos".
En dicha zona donde existen aproximadamente 15 tumbas observables con sus respectivas identificaciones, las cuales mantienen las características fúnebres de los anglosajones, y volando un poco la imaginación, seguramente dichos entierros se hicieron bajo rituales de las pompas fúnebres europeas de la época distinta a los que se hacían en el propio pueblo de Aroa.
Detrás de la Tumba de Edmond Lincoln se encuentran la tumba con
los tres ingleses masacrados en el asalto de 1836
Hoy día, bajo la custodia del Instituto Nacional de Parques, el cementerio se encuentra cercado para cuidar los sueños de Charles Griffin, Dr. Kennedy , L. Bouzie, quienes fueron altos personeros de la empresa inglesa que explotaba las minas de quienes se dicen fueron enterrados en un mismo día y en una misma tumba siendo vilmente asesinados el 8 de Agosto de 1836 en medio de un asalto a una de las áreas administrativas del complejo de las minas de Aroa.
2008, visitando a Aroa, aquí con mi
primo Pepe Bavaresco.  A la derecha
se  visualiza  el cementerio
También en algún tiempo pasado se podían observar nombres tales como William Crislon, Louis Charles Doey, Edmundo Lincoln Harper y apelidos tales como Bowen, Gibson, Botonlye, entre otros.
El cementerio desde su descubrimiento en 1974 permaneció intacto, hasta el año 2005 en que una compañía contratada por la Alcaldía del municipio Bolívar, procedió a su demolición para levantar un nuevo cementerio que emulara al original. 

En la reconstrucción se levantaron estructuras de piedra (Capilla, entrada y la cerca), lo cual afecta la originalidad del cementerio.
En la reconstrucción le hicieron un parque
Afortunadamente algunas instituciones públicas, como el IPC, se movilizaron con velocidad para detener semejante atropello a la memoria histórica y al turismo cultural. Solo algunas tumbas sufrieron a causa de los delirios de decorador de exteriores del referido alcalde.
Este atentado fue denunciado ante el Instituto de Patrimonio Cultural pero al igual que otros patrimonios que fueron destruidos, duermen como los muertos un sueño.

Grisseld LecunaG/Bavaresco

Facebook.com/100% Aroeño Ybrain Oropeza

Fundación Bavaresco Tescari. Cap. II Aroa: asiento de emigrantes. pag 11


7 comentarios:

  1. Una vez publicado este articulo, el amigo Ybrain Oropeza me envió esta información: Los primeros cadáveres pudieron ser trasladados a Inglaterra, otros fueron llevados a Caracas, el resto fue enterrado en las tierras y minas de Aroa, en un área espacial del lugar conocido antiguamente como LA CASA DE TEJAS hoy casa de tejas, para un total de 1040 muertos.

    ResponderEliminar
  2. Hola!! interesante historia sobre el cementerio de los ingleses!! tope con él gracias a que leía el libro: Bolívar, empresario de Antonio Herrera-Vaillant. Me queda una duda acerca de una parte del relato. Cuando dices que los ingleses enterraban a sus muertos para que la iglesia católica no se enfureciera con ellos, creo recordar que para el siglo XVIII ya la reforma protestante había sacudido a Europa y con ello el rey Enrique VIII se había separado de Roma por los problemas que ya todos sabemos. Ahora me queda la duda de si aún la iglesia católica de alguna forma ejercía algún tipo de control sobre esto que expones a los ingleses aun cuando su país se había alejado de su doctrina. Gracias y excelente aporte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ismael, gracias por tus comentarios, que bueno que te gusto....Referente a tu pregunta, quise decir que, la Corona Británica, no les perdonaría el hecho de enterrar a sus coterráneos en una fosa común y menos con gente de otra "nacionalidad". Tu sabes que los Ingleses siempre han sido muy exquisitos, lo correcto para ellos era honrarlos con el ritual correspondiente, enalteciendo su raza y para ellos tener un cementerio exclusivo era lo propio....Saludos.

      Eliminar
  3. Hola! Me llamo Madeline Bruchez Bowen. Soy de la familia Bowen que mencionas en este blog. Ahorita estoy trabajando en mi familia genealógica y quería saber si puedo obtener fotos de las tumbas de mis ancestros. Mis ancestros se llaman Emma Bowen, Harry Bowen, y Nicolás James (Bowen). Por favor déjame saber si esto es posible. No sabes la emoción de alegría que sentí cuando lee tu blog. Por favor déjame saber cómo puedo obtener esta información. Mi email es madelinebruchez@gmail.com

    ResponderEliminar
  4. Hola Madeline, Claro que puedes tomarle fotos a la tumba, yo lo haría con gusto pero vivo lejos de Aroa, ya que allí existen muchos Bowen enterrados en el cementerio municipal...... Te envie informacion a tu correo... Saludos

    ResponderEliminar
  5. Hola Grisseld! Yo también tengo apellido Bowen y conocía la historia del cementerio y las tantas historias interesantes que giran entorno a esa época también me gustaría tener esa información si es posible este es mi correo haydeelizz@gmail.com. Muchas gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Haydee, ya este articulo te lo envié a tu correo... Saludos.

      Eliminar

OTRA HISTORIA PARA REFLEXIONAR

Hoy les entrego esta interesante historia de autor anónimo, que encontré en uno de los tantos papeles que tengo archivados en mi carpeta de...